No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.

 

 

 

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante es un refrán popular que hace referencia a la idea de que todas las situaciones difíciles tienen un final y que, aunque puedan parecer interminables, no durarán para siempre. Además, también se destaca la importancia de la resistencia y la fortaleza física y mental para superar los obstáculos.

Este refrán puede aplicarse a diferentes ámbitos de la vida, desde problemas personales hasta situaciones sociales o políticas. En momentos de crisis, puede ser una frase reconfortante que nos recuerde que, aunque la situación sea difícil, no será permanente. También puede ser una motivación para seguir adelante y no rendirse ante las adversidades.

En definitiva, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante es una expresión que nos invita a tener esperanza y a mantenernos fuertes ante las dificultades. Es un recordatorio de que, aunque el camino pueda ser duro, siempre hay una luz al final del túnel.

 

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante es un refrán popular que hace referencia a la idea de que todas las situaciones difíciles tienen un f

refranes

es

https://refranes.nombresquesignifiquen.com/static/images/refranes-no-hay-mal-que-dure-cien-anos-ni-cuerpo-que-lo-aguante-17-0.jpg

2024-04-13

 

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.
No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20